Material necesario para una papelería

Si ya hemos encontrado el local ideal para nuestro nuevo comercio, el siguiente paso será informarnos sobre el material necesario para una papelería. Pero antes de entrar en materia, debemos tener claras algunas cosas:

material necesario para una papeleria
- Debemos preguntarnos si vamos a abrir un comercio de papelería en general, un kiosco, una tienda especializada en suministro a oficinas, dedicada a productos de Bellas Artes, o de tipo ofimático, con consumibles y accesorios informáticos. Es lógico que al principio no tengamos una orientación clara. Muchas veces la respuesta nos la van a dar los clientes con el tipo de productos que nos vayan pidiendo. Pero debemos comentar, que los comercios con mayor éxito son los especializados en alguno de los sectores antes citados. No estaría de más analizar si nuestra tienda está rodeada de oficinas y empresas, de estudiantes universitarios, o de colegios o guarderías infantiles. También sería conveniente ‘espiar’ otras papelerías cercanas, para informarnos del tipo de productos demandados por la zona.
- Un segundo punto a considerar es el presupuesto para el material inicial. Podemos invertir desde 3000 hasta 30000 Euros. Pero en este sentido, aconsejamos ser prudente hasta conocer las necesidades del barrio y los distintos mayoristas, proveedores y suministradores de material. Como orientación, te recomendamos una visita a este proveedor de material para papelerías.

Despues de esta breve introducción, detallaremos en términos generales el material necesario para una papelería básica. Es decir, los productos de mayor rotación o venta del mercado. Recomendamos disponer de cada tipo de producto, de 2 marcas. Una de alta calidad para clientes exigentes, y una marca blanca o económica para los más ahorradores o con presupuesto ajustado. Dividiremos el material necesario en las secciones que lo componen:

-Escritura y Corrección: Como hemos comentado, dispondremos de Marcadores fluorescentes de marca Staedtler o Faber-Castell, como productos de calidad, y de otro modelo más económico, como puede ser el marca Bic o Pelikan. Como bolígrafos económicos, sin duda, el Bic Cristal, y para exigentes: Pilot modelo V5, Vball, G2 y Supergrip. No podemos olvidarnos de Lápices Staedtler Noris, Gomas Milán 430, sacapuntas metálicos y de plástico. Marcadores permanentes Edding 3000, 300, 330, 500 y 800 de distintos colores. Rotuladores escolares Jovi, Edding 1200, lápices de color, Correctores marca Tipp-Ex, Pritt e Imedio.

-Papel y Etiquetas: Paquetes de Din A4 de 100 y 500 hojas, cuadernos o libretas de cuadros Oxford, Enri o Unipapel, Blocks de dibujo Enri lisos y recuadrados, recambios de hojas para carpesanos. Cartulinas tamalo DinA4 y 50×65 cms. Varios modelos de etiquetas Apli. para escritura Manual, para impresora y en rollos. Papel vegetal, milimetrado y algunos para manualidades. De seda, crespón o pinocho, charol, celofan, etc. Todos ellos en colores básicos.

-Máquinas de oficina: Grapadoras Petrus y otras económicas. Algún modelo de tenaza, de palanca y eléctrica. Además de grapas de los principales modelos. 22/6, 24/6, 23/6 y nº10. Perforadores de papel para distintos grosores. Para 10 hojas, 20 y 40. Sería conveniente disponer de, al menos, un modelo básico de destructora de Papel, de cizalla o guillotina y de plastificadora, así como fundas para plastificación de tamaño DNI y A4 o folio. De 80 y 125 micras de grosor. Es aconsejable que las máquinas sean de una marca con servicio técnico y garantía. En este sentido recomendamos Fellowes.

-Embalaje y envío. Sobres de los principales tamaños. comercial, 120×176mm, americano, 115×225mm, con y sin ventana, cuartilla, 176×231mm, folio y doble folio. Bolsas de burbuja o acolchadas, de al menos el número 1, 2, 4 y 8. Cinta para embalar o precinto marrón y transparente, film o plástico para paletizar, plástico de burbuja, papel de embalar, cúter, cinta adhesiva o celo y portarrollos de varios tamaños.

-Archivo y clasificación. Archivadores AZ, de palanca, definitivos, separadores de colores, fundas de plástico multitaladro, carpetas de fuelle, ficheros verdes, carpetas de gomas con solapas, carpetas colgantes, subcarpetas, carpetas de pinza, de fundas o tarifarios, agendas, maletines, carpetas de anillas, listines de teléfonos, tarjeteros, bandejas apilables, clips, encuadernadores y fastener.

Los artículos que te hemos mencionado, componen el material necesario para una papelería. Después, en función de las necesidades, podemos incorporar material para manualidades, con mucha aceptación actualmente, artículos para regalar, estilográficas y bolígrafos para regalo, mobiliario, como sillas y sillones, pizarras blancas, cartuchos y tóner, encuadernadoras, materia ergonómico, como reposapiés, cojines, almohadillas para ratón y todo lo que nuestros clientes nos pidan.

 

Elegir el lugar ideal para un comercio

Uno de los factores que más pueden influir en el éxito de un nuevo comercio o negocio es su stuación.

Elegir el lugar ideal para un comercio, depende en gran medida, del tipo de negocio que vayamos a emprender, y del tipo de público al que deseamos orientarlo.

Pero, en lineas generales, el Local ideal para un comercio, debe situarse en un lugar de mucho paso. Avenidas, plazas y paseos, o las calles del centro de la población, suelen estar abarrotadas de gente, y, por tanto, de posibles compradores de nuestros artículos.


Pero, mucho cuidado con las grandes avenidas o calles en las que es imposible parar o aparcar el vehículo, o las que los coches pasan a gran velocidad.

En este sentido, es importante considerar, si existen lugares de aparcamiento cercanos, donde los clientes puedan dejar sus coches, cuando vengan a visitarnos.

Nuestros posibles clientes, verán nuestra tienda, pero les será muy difícil visitarla.

Por todos es conocido, que una planta baja con puertas a dos calles, o un ‘chaflan’, es decir, en la esquina o intersección de dos calle, ofrece el doble de visibilidad al público.

Al elegir el lugar ideal para un comercio, debemos valorar también, el poder adquisitivo medio de los habitantes del barrio. No podemos vender artículos muy caros y exclusivos en un barrio trabajador, porque tendremos pocos clientes potenciales. Tampoco podemos ofrecer artículos de muy baja calidad en un barrio medio-alto, de una ciudad, cuyos residentes están acostumbrados a comprar artículos de Marca de calidad alta.

Una vez seleccionado el barrio, o la zona de la ciudad, comenzaremos a buscar el local ideal para nuestro comercio.

En general, una planta baja, o local comercial entre 50 y 100 metros cuadrados, suele ser lo habitual en pequeños comercios.

Una fachada amplia, con un gran escaparate, en el que exponer nuestros productos, y un gran rótulo iluminado, favorecerá que nuestro negocio sea visible y atraiga a posibles clientes.

No os recomendamos locales, ni plantas bajas de tamaños inferiores, debido a las normativas municipales para nuevas aperturas.

Si el local elegido, ya dispone de licencia de apertura para el negocio que vais a emprender, tendremos mucho adelantado, pero, si se trata de una nueva apertura, es importante informarse de los requisitos que exige el ayuntamiento de cada población.

En la mayoría de poblaciones se exige actualmente que los aseos cumplan con unas dimensiones mínimas, adaptadas para el uso por parte de personas con minusvalía, también unos tamaños y alturas mínimas, en las puertas, los techos, y el ancho de los pasillos entre estanterías, e incluso, una inclinación máxima de la rampa de acceso al local, para personas en sillas de ruedas. Es importante fijarse si el suelo del local comercial está a nivel de la calle, o si presenta un escalón demasiado alto.

Estas y otras carácteristicas, podrían hacernos muy dificil conseguir una licencia de apertura.

De todos estos factores nos pueden informar arquitectos, aparejadores o ingenieros, o la persona responsable en cada ayuntamiento o junta de distrito.
Algunos comercios requieren suelos antideslizantes, extracciones de humos, purificadores de aire, sistemas contra incendios.

Para no llevarnos sorpresas, es conveniente consultar con un profesional que nos asesore adecuadamente antes de elegir el lugar ideal para un comercio.

Abrir una papelería - montar un comercio

Para abrir una papelería o  montar un comercio de material de oficina, necesitamos saber un poquito de las bases o fundamentos de cómo iniciar un negocio.

montar un negocio

Abrir una papelería

En lineas generales, cómo un negocio o comercio de papelería o material de oficina no es distinto de otras empresas. Necesitaremos una especie de plan de negocio. En el cual estudiaremos la situación o localización del mismo, los materiales u obras necesarias, y la financiación, es decir, el dinero..

Encontrar un buen lugar para abrir una papelería es muy importante. Debemos elegir un lugar de mucho paso de gente. Es conocido que algunas tiendas multiprecio se dedican durante días a contar el número de personas que pasan por la puerta de un local al cabo del día, antes de abrir su tienda.

El segundo paso es decidirnos por la orientación que vamos a dar a nuestro comercio: Si queremos montar un comercio orientado al material escolar, al material de oficina, a las bellas artes o a la librería, etc. Hoy en día es muy importante estar especializado. Si queremos abarcarlo todo, terminaremos por convertir nuestra tienda en una tienda multiprecio.

Importante es también decidirnos por el tipo de producto que queremos ofrecer. Esto también debe estar en función del barrio donde vayamos a abrir nuestro negocio. Podemos decidirnos por ofrecer material muy económico, de baja calidad, es decir, ser la tienda más barata del sector y vender mucho, o bien, decidirnos por ser exclusivos y originales que no se pueden encontrar en otra tienda, lo que nos dará una gran libertad para vender a precios más caros.

Seguidamente necesitaremos buscar proveedores. Es un factor importante para el éxito de un negocio disponer de proveedores fiables y con una relación de calidad precio ajustada. Os recomendamos una visita a esta web.
Para abrir una papelería, cuanto menor sea el coste de los productos, mejor, ya que esto le permitirá mantener los precios bajos, pero aún así obtener un beneficio.

Crear un nombre comercial pegadizo para su comercio, es también importante, ya que esto será una atracción para su nuevo negocio. Seleccione algo memorable porque el boca a boca es importante y queremos algo que la gente no olvide y recomiende a sus amigos..

Toda la gestión de trámites para la apertura, es recomendable que se la encarguemos a una gestoría. Es innumerable el número de documentos y licencias necesarios. Ellos sabrán gestionarlo mejor que nosotros y nos ahorrarán el riesgo de olvidarnos de alguno y ser sancionados por ello.

El paso final antes de iniciar, es la publicidad. Unos buenos y grandes carteles en la puerta indicando ‘Nueva apertura’ acompañado de alguna promoción especial: ‘Esta semana 20% de descuento’. Y no estaría de más, acompañarlo de un buzoneo con publicidad por los alrededores de nuestro nuevo negocio. Para los que dispongan de mayor presupuesto podemos aconsejar anuncios en periódicos locales o gratuitos de asociaciones de vecinos o similares.

Independientemente, es muy importante disponer de una página web, en la que nuestros clientes puedan ver nuestras ofertas y promociones. Si no queremos crear una tienda web, podemos crear una página donde mostremos alguno de los productos que vendemos. Aquí tenéis un ejemplo:
http://www.material-de-oficina-online.es/

Acompañando a nuestra web, debemos crear también páginas en facebook, twitter, google+, etc, en las que nuestros clientes estarán encantados de compartir sus opiniones y recomendar nuestros productos a sus contactos.

Esperamos que esta información, estos consejos y ayuda te sirvan para saber cómo montar un comercio de papelería, o al menos te ayuden a tener las cosas mas claras a la hora de iniciar un negocio.
Y por último. Suerte y bienvenid@ al mundo de los negocios