Elegir el lugar ideal para un comercio

Uno de los factores que más pueden influir en el éxito de un nuevo comercio o negocio es su stuación.

Elegir el lugar ideal para un comercio, depende en gran medida, del tipo de negocio que vayamos a emprender, y del tipo de público al que deseamos orientarlo.

Pero, en lineas generales, el Local ideal para un comercio, debe situarse en un lugar de mucho paso. Avenidas, plazas y paseos, o las calles del centro de la población, suelen estar abarrotadas de gente, y, por tanto, de posibles compradores de nuestros artículos.


Pero, mucho cuidado con las grandes avenidas o calles en las que es imposible parar o aparcar el vehículo, o las que los coches pasan a gran velocidad.

En este sentido, es importante considerar, si existen lugares de aparcamiento cercanos, donde los clientes puedan dejar sus coches, cuando vengan a visitarnos.

Nuestros posibles clientes, verán nuestra tienda, pero les será muy difícil visitarla.

Por todos es conocido, que una planta baja con puertas a dos calles, o un ‘chaflan’, es decir, en la esquina o intersección de dos calle, ofrece el doble de visibilidad al público.

Al elegir el lugar ideal para un comercio, debemos valorar también, el poder adquisitivo medio de los habitantes del barrio. No podemos vender artículos muy caros y exclusivos en un barrio trabajador, porque tendremos pocos clientes potenciales. Tampoco podemos ofrecer artículos de muy baja calidad en un barrio medio-alto, de una ciudad, cuyos residentes están acostumbrados a comprar artículos de Marca de calidad alta.

Una vez seleccionado el barrio, o la zona de la ciudad, comenzaremos a buscar el local ideal para nuestro comercio.

En general, una planta baja, o local comercial entre 50 y 100 metros cuadrados, suele ser lo habitual en pequeños comercios.

Una fachada amplia, con un gran escaparate, en el que exponer nuestros productos, y un gran rótulo iluminado, favorecerá que nuestro negocio sea visible y atraiga a posibles clientes.

No os recomendamos locales, ni plantas bajas de tamaños inferiores, debido a las normativas municipales para nuevas aperturas.

Si el local elegido, ya dispone de licencia de apertura para el negocio que vais a emprender, tendremos mucho adelantado, pero, si se trata de una nueva apertura, es importante informarse de los requisitos que exige el ayuntamiento de cada población.

En la mayoría de poblaciones se exige actualmente que los aseos cumplan con unas dimensiones mínimas, adaptadas para el uso por parte de personas con minusvalía, también unos tamaños y alturas mínimas, en las puertas, los techos, y el ancho de los pasillos entre estanterías, e incluso, una inclinación máxima de la rampa de acceso al local, para personas en sillas de ruedas. Es importante fijarse si el suelo del local comercial está a nivel de la calle, o si presenta un escalón demasiado alto.

Estas y otras carácteristicas, podrían hacernos muy dificil conseguir una licencia de apertura.

De todos estos factores nos pueden informar arquitectos, aparejadores o ingenieros, o la persona responsable en cada ayuntamiento o junta de distrito.
Algunos comercios requieren suelos antideslizantes, extracciones de humos, purificadores de aire, sistemas contra incendios.

Para no llevarnos sorpresas, es conveniente consultar con un profesional que nos asesore adecuadamente antes de elegir el lugar ideal para un comercio.



Dejar un comentario